martes, 28 de marzo de 2017

Sin titulo


Ahora que no temo
la cita del viento
es el bosque, con sus sombras apiladas,
quien me entrega la tarde
hasta hundirme en su cobijo.



(fotografías y poema de Jaime V.)

14 comentarios:

Prozac dijo...

La segunda imagen me gusta mucho y que hayas aparecido justo hoy, es una casualidad que también me gusta :)


No temas ni al viento, ni a la lluvia y mucho menos a las tormentas, cuando pasan dejan una auténtica calma. Pero ese cobijo es difícil renunciar a él.

Un beso

María Perlada dijo...

Y la tarde se entrega a tus palabras.

Besos.

Amapola Azzul dijo...

Un cobijo maravilloso.
Un abrazo.,

RECOMENZAR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
RECOMENZAR dijo...

Jaime querido:

La magia de tus palabras
El roce de lo que dices
despierta en el alma las ganas del alba.....
Mientras la madrugada se despereza cerca de tus sábanas ...
Gracias compañero de3 letras
por lo que nos das
a
nosotras
las
mujeres
beso

AtHeNeA dijo...

Yo en él siempre encuentro bálsamo e inspiración, cada matiz , cada olor...
Es matriz de mi yo.

AbraZ☆

angélica beatriz dijo...

Vuelvo... con el beso del viento y el aroma de la tarde...

Un gusto pasear entre tus letras :-)

Beso para ti.

lunaroja dijo...

He vuelto después de unos días fuera, Gracias Jaime por tu comentario en mi blog, y vuelvo a repetirte,que tus poemas te hacen brillar. Me encantan!

MaRía dijo...

Los árboles susurran abrigos
Una veces teñidos de nostalgia
Otras... Color verde esperanza

Besos

maría del rosario Alessandrini dijo...

El cobijo se expande de sus troncos danzando en el viento.
Abrazo

Paula Olivieri dijo...

Hermoso poema y también las fotos, felicidades!

Poema Azul dijo...

Tus letras de esos arboles y el columpio de leerte.
Un beso

MartinaH dijo...

Temo la cita de nubes grises sobre el asfalto, con amaneceres sin luz.
Ansio la cita del viento en el bosque, con atardeceres por cobijo.
He aquí la diferencia...

Un petóh.

OscuraSerenidad dijo...

Cobijo sereno y adictivo, igual que tus poemas.
Elixir perfecto.
Beso.