jueves, 24 de abril de 2014

De las espinas.


Se adormecen las sombras del miedo
pero, aun ahora, no soy ajeno
al peso de la arena que traba
el ímpetu de la esperanza aun por tejer.

Intento derrotar las fronteras de mi fe, varada.
En vano mi intento.

Porque he aprendido que en la indigencia del aroma
reside la carne viva de la flor.
Porque creo saber que vuestro dios
se esconde en la pujanza inagotable
de las espinas.

(fotografía y texto de Jaime V.)

viernes, 11 de abril de 2014

Ver


Ver, entender como la lluvia
me niega,
como la lluvia
te arrastra.

Ver
…entender
del tacto agraz de los sarmientos,
del silencio, cautivo, en palabras.
¿Y su tacto? – ciego tacto –
esconde su tacto miradas.

Ver
…entender,
las razones que nunca serán razones,
las caricias por donde la distancia, sangra.
¿Y mi tacto? – mudo tacto –
esconde , mi tacto, palabras.

Y, aun así, cerrar los ojos.
Y, aun así, negar el alma.

Ya no escuchare ,sus pasos,
que trae el huir del alba.

(fotografía y texto de Jaime V.)

lunes, 7 de abril de 2014

Aguardo


Aguardo hasta que surges,
hasta saber que turbia e insaciable
la memoria se tapiza
con la herrumbre de un lamento.

Aguardo hasta que surges,
hasta que las pupilas se hacen hogueras
y en el légamo de los recuerdos
aun persiste la vocación del orfebre.

Aguardo hasta que surges,
hasta que alimentar los espejos vacíos
es comprender que aun encuentro
luz tardía en nuestra noche.

Aguardo hasta que surges,
hasta que la tarde abandona
sobre la pared la mudanza de las hojas
y se recogen los manantiales en las trastiendas.

Aguardo hasta que surges,
hasta que la espera se convierte en razón
y el miedo a perderte
apenas es una cerilla que se apaga.

(fotografía y texto de Jaime V.)